Guía viajera: conocé Londres en 4 días

Durante los cuatro días que me quedé en Londres, no hubo un sólo segundo en el que no me sintiera parte de una película mientras recorría las calles, pasajes y sus inmensos parques, o cuando me subía a uno de los vagones del metro o al ómnibus para llegar a Notting Hill o a Abbey Road, la calle que se hizo famosa gracias a aquella banda británica que se mantiene aún viva en cada nueva generación. Cada rincón de esta ciudad es mágico e inolvidable, y uno nunca se termina sintiendo satisfecho luego de abandonarla: necesita regresar porque siempre quedan cosas pendientes para ver.

separador-puntos-azul

TRANSPORTE

El metro (llamado por los londinenses “the Underground” o “the Tube” -por la forma de sus túneles-) es ideal para conocer la ciudad en pocos días, ya que con las combinaciones de líneas vas a poder movilizarte desde y hasta todos los extremos de la ciudad. Desde afuera, los carteles rojos y azules se ven a distancia.

Hay 11 líneas distintas, cada una con su nombre y color; y 274 estaciones en total. Funcionan desde las 05:00 hasta las 00:00 hrs.

El ticket de un viaje cuesta £4.70 o £5.70 (dependiendo la zona) y el de una semana, £32. Si te quedás menos de una semana, lo ideal es comprar el pase por el día, que sale £8,90. Los tickets se pueden pagar con tarjeta de débito o crédito.

Este medio de transporte es cómodo, llega con mucha frecuencia (tarda entre 1 y 4 minutos), va rápido y por lo general, siempre está lleno. En cada estación hay indicaciones que muestran cómo y para qué lado hacer las combinaciones. Si te equivocás de dirección no pasa nada, te bajás y vas a poder encontrar el otro tren del lado de enfrente, sólo tenés que cruzar o subir las escaleras y retomar el que va para el lado correcto, pero de ninguna forma habrá que volver a pagar.

Con ese ticket también se puede viajar en ómnibus.

Advertencia: NO TIRAR EL TICKET, sirve para salir del metro.

MAPA: http://www.tfl.gov.uk/assets/downloads/standard-tube-map.pdf

DSC_0820
Estación Edgware Road del metro.

El ómnibus cuesta £2,40 y con el pase de metro también se puede viajar, sólo hay que mostrárselo al chofer.

La mayoría tienen dos pisos, aunque también existen los que tienen uno solo, con menor capacidad para llevar pasajeros. Todos tienen cámaras de seguridad y van lento en comparación al metro, es un medio de transporte más recomendado para pasear que para movilizarse con rapidez.

Casi todos los ómnibus funcionan desde las 05:00 hasta las 00:00 hrs.

Hay gran variedad, muchas opciones y cada parada tiene un cartel que indica las líneas que van para cada barrio.

BSC_0747 (8)
Ómnibus.

El tren es caro, sólo puede llegar a ser útil para distancias muy largas, o para acercarse o llegar a alguno de los aeropuertos (London City, el más cercano a la ciudad; Heathrow, el segundo mejor ubicado; Gatwick, el tercero; y Stansted y Luton, ambos a 50 km de Londres).

Determinal del tren.
Determinal del tren.

separador-puntos-azul

¿QUÉ PODÉS HACER EN LONDRES?

Si viajás por primera vez, con esta guía vas a poder conocer la mayor cantidad de atractivos turísticos que tiene la ciudad. Los días están divididos por los lugares que más cercanos están unos de otros (excepto el cuarto) para que no tengas que gastar demasiado dinero en movilizarse, ni en contratar micros o agencias de viaje.

celeste

DÍA 1: Los infaltables 

Comenzá recorriendo Green Park, uno de los Parques Reales de Londres, ideal para descansar, leer, y aislarse del bullicio de la ciudad. Frente a él se encuentra el Buckingham Palace, la residencia oficial del monarca británico, usada para ceremonias, visitas turísticas y como residencia de la reina Isabel II. Recomiendo llegar a las 11:30 de la mañana para presenciar el cambio de guardia y sacarles fotos a los guardias vestidos con trajes y sombreros altos mientras desfilan al ritmo de la orquesta.

En Green Park podés encontrarte con uno de estos amigos.
En Green Park podés encontrarte con uno de estos amigos.
BSC_0747 (13)
Palacio de Buckingham
DSC_1151
Uno de los guardias.

Después, podés ir a Westminster Abbey, iglesia gótica que contiene muchos sepulcros de miembros de la familia real y aristócratas; y luego al infaltable Big Ben, nombre que en realidad le pertenece a la campana que se encuentra en el interior del reloj de la torre y que pesa más de 13 toneladas. El emblemático edificio se llama Elizabeth Tower en honor a la reina Isabel II.

Big Ben.
Big Ben.

Por esa zona, ya vas a tener una increíble vista del London Eye para sacarle una foto (¡recomendable tanto de día como de noche!).

London Eye.
London Eye.

Si después de la caminata al aire libre comienzan a despertarse las ganas de llenar los ojos con un poco de cultura en un espacio cerrado, podés seguir caminando y pasar por el Tate Modern: el Museo de Arte Moderno más importante del Reino Unido (entrada gratuita). Tiene obras de artistas de Pablo Picasso y Andy Warhol, entre otros. Cerca, también está el Shakespeare´s Globe Theatre, una fiel reproducción del teatro en el que este famoso dramaturgo interpretó sus obras de más renombre.

Aprovechá que está cerca y cruzá el río Támsesis (hoy en día, el río más importante de Inglaterra) a través del moderno puente de acero Millenium Bridge, caminá y te vas a encontrar con dos increíbles arquitecturas: Tower of London y Tower Bridge. La primera es un torre de 900 años que fue palacio real, prisión y espacio de de ejecuciones, donde vas a poder ver la habitación de un rey medieval y las joyas de la Corona. Y el segundo es un puente levadizo que cruza el río Támesis. Aprovechá para ir de noche porque la vista es inolvidable: se puede apreciar el puente iluminado. Eso sí, ¡en invierno hay que ir abrigado! Para llegar en metro, bajate en Tower Hill con las líneas Circle, District y DLR.

celesteDÍA 2: Parques y ferias

Comenzá por el emblemático barrio Notting Hill, conocido por la mayoría de los londinenses por su Portobello Market: un mercado callejero ubicado en la calle Portobello Road en el que los comerciantes venden antigüedades, comida fresca, frutas y vegetales, discos usados y más (el día principal es el sábado). También vas a encontrar tiendas de ropa usada, bares, restaurantes y librerías. Este barrio es ideal para pasear y perderse por sus calles adoquinadas mientras se contempla la belleza y perfección de los edificios. Otro motivo para pasar por este barrio es que fue en él donde se filmó la mismísima película romántica de los 90′ Notting Hill, protagonizada por Julia Roberts y Hugh Grant. En ella, el protagonista es el dueño de una librería inspirada en otra llamada The Travel Bookshop, pero ésta cerró y se abrió The Notting Hill Bookshop en la calle 13 Blenheim Crescent, muy parecida a la original. Para llegar en metro: tomate la línea Circle Line (la amarilla) y bajate en Notting Hill Gate.

Librería inspirada en la que aparece en la película Un lugar llamado Notting Hill.
Feria de Portobella Market.
Feria de comida de Portobello Market.

A continuación, emprendé la caminata no dejes de pasar por Holland Park, un parque ideal para hacer un picnic y descansar. Es caracterizado por sus pequeños laberintos que conducen a los distintos rincones del parque. Está rodeado de mansiones y negocios muy pintorescos.

Los museos más próximos y que recomiendo son el Science Museum, en el que se pueden ver más de 300.000 inventos que determinaron el curso de la historia; y el Natural History Museum, dedicado al planeta Tierra y a los seres vivos que habitan en él. Ambos, con entrada gratuita.

Si sos fanático del verde, entonces seguí viaje y conocé otro parque de londinense, caracterizado por ser uno de los más grandes de la ciudad y uno de los Parques Reales que posee. Su nombre es Hyde Park: cuenta con 142 hectáreas y es famoso por su Speakers’ Corner (“Rincón del orador” en español), una zona en el extremo noreste, en la que los domingos por la mañana se reúnen oradores y excéntricos para hacer discursos sobre diferentes temas, tanto religiosos como políticos. Además, en este parque es común ver a los londinenses haciendo deporte, paseando o incluso practicando alguna rutina de baile. Recomendación: llegá para contemplar el atardecer.

Hyde Park
Hyde Park

Como frutilla del postre, podés cerrar el día (si es que todavía no oscureció demasiado) paseando por la calle comercial de Londres: Oxford St. Allí se encuentran las tiendas de ropa de marca más baratas. Para saber más, abajo lo explico en el apartado COMPRAS.

celeste

DÍA 3: Para caminar

Comenzá en la plaza principal Trafalgar Square, una de las más importantes del centro de Londres decorada con cuatro pedestales, tres completos y el cuarto vacío. Desde su construcción, ese hueco se llena con esculturas contemporáneas elegidas en un concurso cada 18 meses. Y ya que estamos hablando de arte, si te gusta esta disciplina, la plaza de Tragalgar es el punto de inicio perfecto: enfrente de ella se encuentra el Museo National Gallery, la galería más importante de Londres que alberga cuadros de artistas como Van Gogh y Rembrandt (¡y la entrada es gratuita!).

Muy cerca de ahí se encuentra Charing Cross, el centro de la ciudad, donde vas a poder conocer la estación ferroviaria con su mismo nombre. Es una de las estaciones más importantes de la urbe y su terminal está situada en la ribera norte del río Támesis.

Infaltable pasear por Piccadilly Circus, una intersección de calles y el corazón de Londres. Por eso, caminá unas cuadras para llegar hasta allí. Es ideal tanto para ir de día o de noche porque hay una gran variedad de bares, restaurantes, clubes nocturnos, negocios de ropa, cines y teatros. Para llegar en metro: bajate en Piccadilly Circus con las líneas Piccadilly o Bakerloo.

DSC_0830
Picadilly Circus.
Personaje en la puerta de uno de los teatros en Picadelly Circus.
Personaje en la puerta de uno de los teatros en Picadelly Circus.

Después, pasá por Covent Garden (también llamado Soho). Ubicado en el centro de Londres, este barrio posee una feria amplia de variados productos y una especie de shopping con locales de marca. Además, es una zona muy agradable para recorrer y fotografiar: está repleta de artistas callejeros, de edificios antiguos que se mezclan con la arquitectura de los más modernos, y bares de todo tipo para darse el gusto con una rica merienda. Para llegar con el metro, tomate la línea Piccadilly y bajate en la estación Covent Garden.

BSC_0747 (24)
Show en Covent Garden.
BSC_0747 (22)
Primrose Bakery, uno de los cálidos bares que tiene Covent Garden.
Artista callejero haciendo su trabajo.
Artista callejero haciendo su trabajo.

Dale la bienvenida a la noche en Chinatown, barrio de la comunidad asiática ubicado en Soho. La calle principal se llama Gerrard Street, y en ella se pueden encontrar tiendas de recuerdos, supermercados y restaurantes, todos característicos de esta cultura. Recomiendo ir de noche ya que es mucho más vistoso y las fotos saldrán geniales. Para llegar en metro: Leicester Square, líneas Northern y Piccadilly.

celeste

DÍA 4: De libros, música y más

Después, tomate el metro en la Jubilee line hasta la estación St. John’s Wood para llegar a la calle Abbey Road, nombre e imagen que aparece en el álbum de The Beatles que salió en 1969 y donde se encuentran los estudios de grabación Abbey Road Studios, por donde no sólo pasó esta banda de rock inglesa, sino también Pink Floyd y Radiohead. ¡Imposible estar en Londres y no pasar por ahí!

Abbey
Abbey Road.

Cerca, se encuentra el Museo de Sherlock Holmes: una casa-museo dedicada a la vida y a la época del famoso detective. Si tenés tiempo de seguir paseando, es interesante conocerlo.

Volvé a subirte al metro y bajate en la estación King’s Cross-Saint Pancras para llegar a The British Library, una de las tres mejores bibliotecas del mundo que contiene obras irreemplazables e históricas como la carta Magna de Leonardo Da Vinci, partituras de Paul McCanrtney y John Lennon, cartas de Ghandi o manuscritos originales de Jane Austen, entre otras. Y fue en la cúpula de la sala de lectura de la  biblioteca, donde Marx escribió parte de su obra mundialmente conocida como “El capital”.

Muy cerca se encuentra King’s Cross, la estación de tren que lleva a los estudiantes al Expresso de Hogwarts, en la saga de Harry Potter. Si sos fanático, no te lo podés perder: en este lugar vas a ver la placa metálica Platform 9¾ y un carrito de equipaje que, por arte de magia, parece atravesar la pared (en referencia a la historia del mago).

De noche, paseá y tomá algo por Camden Town, el barrio conocido por sus mercados callejeros extravagantes, donde venden desde objetos traídos de Amsterdam, como té de hongos o marihuana, chupetines de marihuana, hasta ropa, comida y recuerdos londinenses. También hay locales de marcas conocidas, bares y pubs, y restaurantes. De noche, está iluminada y es muy vistosa. Mi recomendación es que no vayas un domingo porque va a estar repleto de gente.

DSC_1269
Camden Lock Market
DSC_1281
Una de las tiendas en Camden Town.
Stables Market
Stables Market

separador-puntos-azul

COMIDA

La comida típica y rápida característica de Londres es Fish and Chips (pescado y papas fritas). La ciudad está repleta de bares y restaurantes que ofrecen este clásico.

Uno de los restaurantes que ofrece "Fish & Chips" en Notting Hill.
Uno de los restaurantes que ofrece “Fish & Chips” en Notting Hill.

Una opción más barata opción es recorrer las ferias de Camden Town. Si buscás puede ser que consigas de comer por no mucho dinero. Cerca del Big Ben también vas a poder encontrar pequeños locales en la calle que venden “empanadas” de distintos sabores a precios razonables. Eso sí, por lo general son picantes, ¡así que a tener en cuenta ese dato!

Si la idea es no comer afuera para no gastar demasiado, los supermercados son una buena opción: venden comida hecha que sale máximo £3 y packs de frutas por £1 que sirven de postre o para colación durante el día. El agua se puede tomar de la canilla porque es potable.

Para los fanáticos de la comida rápida (y chatarra), tienen como posibilidad comprar en Mc Donalds, Burger King, Starbucks y Subway. Los primeros dos no son caros, por £4 se consigue un combo grande.

No es fácil comer en Londres en cantidad y por poco dinero.

Puesto de comida oriental en Camden Town.
Puesto de comida oriental en Camden Town.

separador-puntos-azul

NOCHE

La vida nocturna comienza a las 19hs. A partir de ese horario, las opciones para los londinenses son salir cenar y luego tomar algo o fumar narguila en alguno de los bares de las avenidas más transitadas (Queensway, Camden High Street en Camden Town, entre otras). La joda termina temprano y a medianoche o a la una de la mañana, la calle comienza a vaciarse.

Bar en Queensway.
Bar en Queensway.
DSC_1260
Bar en Camden Town.

separador-puntos-azul

COMPRAS

Para comprar ropa de marca barata, recorré la calle principal Oxford Circus (ubicada en la Ciudad de Westminster, un municipio en el oeste de Londres). ¿Qué podés encontrar? Locales como H&M, H&M Home (deco para la casa), Forever 21, Urban Outfitters, Uniqlo (marca japonesa para comprarse ropa abrigada), GAP y Primark, entre otros. En este último se puede encontrar de todo: desde ropa, abrigos, piyamas y lencería hasta valijas, cosméticos y elementos de decoración para la casa. Los precios son súper locos ya que venden sweaters a menos de £10 y remeras a £5 o menos. La calidad no está mal, pero no es gran cosa.

Para comprar ropa usada vintage, conviene ir al barrio Notting Hill y caminar por la calle principal Portobello Road y recorrerla hasta el final. ¿Qué podés encontrar? Ferias de ropa, en donde también venden bufandas, guantes y gorritos. Incluso, se pueden comprar estampas, libretas, paraguas, de todo un poco en la marca inglesa Cath Kidston (muy recomendada) que también se ubica en esa calle.

Para comprar recuerdos y chucherías, está el barrio londinense Camden Town (situado en el municipio de Camden). ¿Qué podés encontrar? Mercados y ferias de todo tipo: venden objetos exóticos traídos de Amsterdam, ropa gótica, hippie y calzado de marca. En este barrio se ubica también Stables Market, un conjunto de tiendas para comprar artículos góticos. No te olvides que si comprás en cantidad, ¡podés regatear precios en las ferias y mercados!

ATENCIÓN: En la mayoría de los lugares aceptan tarjeta tanto de débito como de crédito pero casas de cambio hay por todas partes, incluso en algunos negocios.

separador-puntos-azulCLIMA

En invierno puede haber muchos cambios de temperatura durante el día: quizá salís y no sentís tanto frío, y al mediodía puede llover, haber viento y te congelás (llovizna cosi todos los días). Recomendación: salir con varias capas de ropa.

separador_zps034f6b50

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s